miércoles, 10 de junio de 2009

El sabor de los días. A veces uno mismo.


Comencé a leer el libro de Dédalus el fin de semana...aún no lo he terminado, pero sólo diré que aún cuando últimamente me cuesta trabajo que un libro me enganche (ver los best sellers de Stieg Larsson, "Los hombres que no amaban a las mujeres" y "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" ), y otros mas, con la única excepción del de Orígenes de Maaouf
del que ya les hablé), éste de Juanan Urkijo (Dédalus), si lo ha hecho.
Tanto como para plantearme por qué, así que mas que de hablar del libro (que seguramente merece un mejor crítico que yo) veré si puedo explicar las motivaciones de sacar el libro en el metro, leerme unas dos hojas, y cual coitus interruptus, dejarlo un rato para poderlo saborear un poco mas cuando llegue a casa.
La primera impresión que recibí, era encontrarme con un personaje como el de Salinger en El guardíán en el Centeno .Un Holden Caulfiel que produce una ternura especial por su inadaptación a un mundo que no comprende. Pero no, el personaje no es un niño, a pesar de poseer una casi ingenuidad adolescente. Marcha a Barcelona, se encierra en un piso de alquiler, a preparar unas oposiciones ... y comienza a recibir cartas de una mujer que no conoce, que le ve desde algún sitio en su terraza y que le declara su amor...
Hasta ahí el esbozo general. No quiero que os lo perdáis.
¿qué por que me engancha?
La novela tiene un humor sutil, que sin llegar a la carcajada, te hace sonreír (al menos a mi). Hay un pasaje que creo que siempre recordaré pues nunca había leído una situación así, y que resulta muy convincente en su descripción e hilarante (esta vez si llegué a las carcajadas). Es la consulta con un grafólogo. Que no es una pitonisa, ni un embaucador (que sí han sido descritos en otras novelas).
Es curioso. En el personaje he empezado a reconocer las rutinas del varón soltero, rondando la treintena quizá, que vive solo, que de alguna forma no ha madurado en sus relaciones con el sexo femenino y que empieza a notar su adultez, incluso hasta físicamente. Tengo amigos así. Yo mismo me descubro y reconozco en muchas de las absurdas peripecias que uno realiza cuando ha vivido solo, o al menos cuando uno habla consigo mismo (lo cual sucede frecuentemente). Reflexiones a veces inútiles, otras aparentemente pragmáticas, mucha, mucha resistencia de los objetos inanimados, dificultades para relacionarte socialmente, hasta pequeñas empresas como comprar algo, que se pueden convertir en una pesadilla.
Por todo esto te explicas la esperanza de saber que alguien te observa, que le interesas y que quizá de una manera oculta y absurda te ama.
Creo que no hay mayor bálsamo para alguien que se autodefine en su fuero interno como un desastre, saber que puede existir alguien a quien le puedas importar. Y que encima te desea.
Ya os diré cuando lo acabe (sólo me faltan pocas páginas) :-(

11 comentarios:

ZoePé dijo...

Me defino fan{atica de Salinger. Así que ya empieza a correr el reloj de la ansiedad, hasta que me envíes el libro, Albertico.
Dos besos. Buen puente.

ZoePé dijo...

Fanática, i mean. :)

TORO SALVAJE dijo...

Dédalus escribe muy bien.
Excepcionalmente bien.

Saludos.

bajoqueta dijo...

Fue una gran sorpresa descubrir el libro de Juanan. Un humor sutil pero que cala. Y un personaje muy bien construido :)

Alberto dijo...

Curiosos personajes los que nos encontramos en los libros. Supongo que son producto de la imaginación de los autores, muchos de casos reales, otros, quizá, de historias que sueñan que pasan.. el caso es que si pueden llegar a imaginarse pueden llegar a existir.

Me gusta imaginarme que alguien me observa continuamente, sobretodo alguien a quien quiero y que me gustaría que estuviera a mi lado.

Un abrazo.

Silvia dijo...

Vengo de el alfeizar de Juanan y me gusta lo que has escrito de su libro. Yo no lo he leido pero sí leo todas las semanas sus escritos aunque no se pueden dejar comentarios.
Seguro que le ha hecho mucha ilusión tu reseña.

Besos.

JOAKO dijo...

Suena muy bien, pero yo ahora mismo estoy en las atipodas de un soltero de treinta, que es un "casado" de cuarenta con un niño de 5 y un bebe de cuatro meses.

Alberto dijo...

ZoePe:

Si te gusta Salinger, este ve va a gustar, aunque tengan un estilo totalmente diferente y ademas el lenguaje sea mucho mas rico (quiza problema de las traducciones). Ya te lo enviare...quieres que te lo envie en PDF ahora?
Un besote

Toro:

Si, los que llevamos un tiempo leyendole sabemos que es una gozada leerle.
Un abrazo

bajoqueta:

Compartimos opinion en lo del humor sutil y en lo del personaje. Hay miles de detalles que le hacen muy real a pesar de lo excentrico de su comportamiento a veces
Gracias por comentarme. Me pasare por tu blog.
Un saludote


Tocayus:

Este personaje no parece tanto salido de la imaginacion del autor como de alguien que existe realmente. No se en quien se inspiro Juanan, pero desde luego despues de acabar el libro parece que le has conocido

Yo no se si me gustaria estar siendo observado...me da un poco de "yuyu" eso. Pero es explicable en el personaje.
Un abrazo


Silvia:

Bienvenida. Gracias por tus amables palabras. Estoy seguro de que el libro merece algo mucho mejor que esta entrada, que es la de un ignorante entusiasta de lo que el escribe. Ademas Dedalus parece ser un gran tipo en la vida real
abrazos


Joako:

Veamos....crees que este blog tiene algo que ver con dos crios y un matrimonio? :). ...y sin embargo lo disfrutas, no? (o eso quiero creer). Te aseguro que si lo lees te reconoceras al menos en alguna etapa de tu vida o reconoceras a alguien que has conocido.
Y es muy entretenido...quiza sirve para "desconectar" algo? :)
Un abrazo

bambu222 dijo...

Tengo pendiente la lectura del libro,mientras tanto entro en su blog siempre.Me encanta lo que escribe.Abrazo.

Vere dijo...

Clarooo que si... si hasta yo me puedo reconocer en algunos momentos en Terenci Poquet... y eso que soy mujer jejejeje.

Vengo de leer a juanan y me fijé en las referencias a su libro, por eso llegue hasta acá.

HERMOSO BLOG
Buenas noches amigo... o buenos dias, dependiendo en que parte del mundo sea la que te encuentras :).

Dédalus dijo...

Te lo dije en su día, Alberto, y hoy te o repito: No sabes cómo agradecí este empujón moral que supuso tu entrada...
Gracias, amigo.